Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Los regantes del Bajo Duero anuncian más movilizaciones

Los regantes del Bajo Duero llevarán sus movilizaciones hasta Almazán para conseguir el agua que necesitan

Los regantes del Bajo Duero llevarán sus movilizaciones hasta Almazán para conseguir el agua que necesitan. Los agricultores de los pueblos afectados Tordesillas, Geria, Pollos, Villamarciel y Castronuño no se resignan y tras la concentración realizada hoy en Valladolid en la Confederación Hidrográfica del Duero volverán a la carga.

Los regantes quieren llenar dos o tres autobuses y desplazarse hasta Almázan para conseguir que la Comunidad de Regantes de Almazán les ceda parte de su agua sobrante. Los agricultores del Bajo Duero tienen el sí de la mayoría de sus compañeros de la zona del Alto Duero, pero se “topan” con la resistencia del secretario de la comunidad de regantes de Almazán, que se opone radicalmente. Los agricultores quieren manifestarse en Soria para conseguir el agua que necesitan y convencer a los que todavía se oponen.

A escasos 15 días de acabar la campaña de riego ya no hay agua con la que regar en el embalse de Aguilar. La situación para los agricultores de las comunidades de regantes de Tordesillas, Geria, Pollos, Villamarciel y Castronuño es limite porque sus cultivos, que ocupan una superficie de unas 5.000 hectáreas, necesitan agua y la Confederación Hidrográfica del Duero ha dado la orden de no regar más.

“Si no se busca una solución antes del inicio de septiembre será la ruina para cultivos como las espinacas, acelgas, zanahorias, cebollas, remolacha, patata, y esparrago”, comenta Miguel Ángel Peláez, presidente de la Comunidad de Regantes de Tordesillas y portavoz del resto. También se perderá gran parte de la cosecha de plantón de fresa de la que somo una referencia tanto a nivel nacional como internacional. Solo un camión de plantón de fresa está valorado en el mercado en unos 80.000 euros. “Si finalmente no se puede regar en esta ultima quincena de agosto hemos calculado que se perderán unos 15 millones de euros”, explica Miguel Ángel Peláez.

La solución pasa porque la Confederación Hidrográfica del Duero autorice la suelta de entre 5 y 7 hectómetros de agua del embalse de cuerda del pozo y el Pantano de Linares. Esta medida salvaría la campaña de riego y evitaría las pérdidas millonarias que supondría para la economía de Castilla y León. Una solución factible a la que se niega en rotundo la Confederación Hidrográfica del Duero. “No quieren porque no les da la gana ya que agua hay y se supone que es un bien público”, señala el presidente de la Comunidad de Regantes de Tordesillas.

Desde la Confederación Hidrográfica del Duero se ofrece una alternativa, que la comunidad de regantes de Almazán y la del Canal de Guma cedan parte del agua que les sobra a las de Tordesillas, Geria, Pollos y Castronuño.

“En vez de actuar y encargarse de solucionar esta situación nos piden a nosotros que nos reunamos con estas dos comunidades para pedirles el agua. La CHD se lava las manos”, denuncia Miguel Ángel Peláez.

La solución ahora mismo está en las manos de los regantes del Alto Duero y dependerá de ellos si finalmente deciden ceder el agua a sus compañeros del Bajo Duero. La solución definitiva se verá en los próximos días tras las nuevas manifestaciones.

Escrito por

Periodista especializado en información agraria. #Agricultura, #Ganadería y pizcas de social media. @enripalomo en Twitter. Narrando desde @EmpresaAgraria

No comments

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR