Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Agro Cega organiza una jornada sobre fertilización y protección del cereal

Fertiberia y Adama ofrecieron sus diferentes soluciones en abono y control de malas hierbas

La localidad vallisoletana de Portillo acogió una jornada sobre fertilización y protección del cereal organizada por Agro Cega. Esta charla se realizó en una importantísima zona agrícola de Valladolid como es Portillo, donde, además del cultivo del cereal, tiene una importancia otros cultivos como las zanahorias,  los puerros, la patatas y los ajos entre otros.

La primera persona en intervenir fue José Ángel Cortijo, responsable de la Zona Noroeste de Fertiberia. Cortijo recalcó la importancia de saber medir la fertilidad del suelo en un año clave como este en el que se venía de un año anterior en la que se redujo de forma drástica la aplicación de abonos de fondo por la sequía y que “gracias a la climatología ha hecho que la cosecha haya estado por encima de la media de una manera importante”. El responsable de Fertiberia comentó que estas producciones se han podido recoger ya que los cultivos se han alimentado de las reservas del suelo y esto hace que “la fertilización este año sea de vital importancia para mantener la fertilidad adecuada en las explotaciones y así ser rentables en el futuro.”

José Ángel Cortijo mostró analíticas de la zona en las que se pudo ver como las variaciones en los análisis de suelo hacen de vital importancia que los agricultores tengan análisis de suelo de sus fincas. “Los análisis de suelo deben estar acompañados de una interpretación adecuada para que puedan ser útiles, un análisis en sí, sin una buena interpretación no tiene una utilidad real”. Estas analíticas que los agricultores realizan permiten a Fertiberia tener una de las mayores bases de datos de suelos de España y en particular de Castilla y León, lo que posibilita a esta empresa desarrollar productos como el que se presentó en Portillo, la nueva gama Sulfactive que responde a las necesidades reales de nuestros los suelos. Esta línea de fertilizantes complejos exclusivos desarrollados por Fertiberia, son los fertilizantes más evolucionados, eficientes y de mayor rendimiento que esta empresa ha desarrollado. Con un valor agronómico que ha sido testado a través de exhaustivos ensayos de campo.

Esta línea pertenece a la categoría de abonos complejos en el que todos los nutrientes están en cada una de las bolitas del abono a diferencia de las mezclas o blending,s en que cada elemento mineral tiene diferente granulometría y densidad, que hace que su distribución en el campo sea deficiente.

Cortijo destacó el valor y las las diferencias de esta gama de productos Sulfactive, “abonos con diferentes equilibrios NPK pero que aporta otros elementos que normalmente no se aportan como son calcio totalmente soluble, magnesio totalmente asimilable y el abono complejo con uno de los mayores porcentajes de azufre del mercado”.

El responsable de Fertiberia mostró diferentes campos de ensayo y explotaciones reales, con distintos cultivos en los que se había aplicado la gama sulfactive comparándola con abonos convencionales. La diferencia de producción y de rentabilidad al agricultor era significativa tanto en cereal, como en hortícola y ajos.

Protección de los cereales con Adama

Tras la fertilización, la jornada abordó la protección de los cultivos. Noé Feijóo de Adama, presentó su completa línea de protección de cereales que abarca insecticidas, fungicidas y herbicidas.

Noé Feijóo se centró en la completa línea de herbicidas de pre-emergencia o post-emergencia temprana, “por ser este el momento de su uso, y el problema de las malas hierbas competidoras, el principal problema fitosanitario en estos momentos en el cereal de invierno”.

Noé Feijóo destacó la importancia, dentro de la estrategia de control de las malas hierbas en el cereal, el hacerlo en el momento de la primera nascencia de las malas hierbas. “Pues es cuando más problemas de competencia presentan, provocando menor crecimiento de los cereales y una implantación deficiente del cultivo, si no se controlan desde su inicio. Además, son más difícil y caras de controlar después.”

También aseguró que es mejor controlarlas desde el inicio del cultivo, pues de esta forma será más fácil evitar la generación de resistencias a los herbicidas en las malas hierbas. “Cada vez disponemos de menos materias activas y debemos procurar no generar en las malas hierbas resistencias a estas”.

El responsable de Adama comentó que precisamente nuestro Trinity Pack, con la utilización de 4 materias activas diferentes a la hora de atacar a las malas hierbas, dificulta la generación de resistencias y facilita un extraordinario control de hierbas difíciles. “Incluso resistentes a otros herbicidas, tanto de hoja ancha como de hoja estrecha (Amapolas, Magarzas, Centáureas, Lapas, fumarias, Verónicas, Jaramagos, Capsellas, Lámium, Vallicos, etc).

Feijóo presentó resultados de varios años de ensayos donde se evidenciaba la conveniencia de tratar con Trinity Pack, en pre-emergencia de las malas hierbas (también del cultivo), pues la eficacia es mayor que cuando tratamos con las malas hierbas ya nacidas. “Ese plus de eficacia en muchos casos puede ser suficiente para no tener necesidad de tratar en primavera contra las malas hierbas, aportándonos un ahorro de costes importante”, concluyó.

Escrito por

Periodista especializado en información agraria. #Agricultura, #Ganadería y pizcas de social media. @enripalomo en Twitter. Narrando desde @EmpresaAgraria

No comments

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR