Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Citroen C3 Aircross: un SUV urbano made in Spain

El Grip Control ofrece una adaptación del sistema de tracción a diferentes superficies

La propuesta de la firma francesa en el tan de moda segmento de los SUV compactos, el de mayor crecimiento del mercado del automóvil en la actualidad, es el nuevo C3 Aircross. Viene a ocupar el lugar natural que ocupaba el anterior C3 Picasso. De esta forma, la firma francesa deja de vender un modelo con el aspecto de un pequeño monovolumen para sustituirlo por este pequeño campero.

Como es de esperar, comparte plataforma con el nuevo Citroën C3, aunque es ligeramente más grande, robusto y alto, con unas cotas de 4,15 metros de longitud, 1,76 metros de anchura y 1,64 metros de altura junto a una distancia entre ejes que llega a los 2,6 metros. Además, ofrece uno de los maleteros más grandes del segmento, con 410 litros en su configuración normal, 520 litros con la banqueta trasera deslizada hacia adelante y 1.289 litros si la plegamos. Ofrece un amplio nivel de personalización gracias a un techo en diferentes colores y un pilar C más ancho que incluye un motivo característico del modelo cubriendo la tercera ventana. El resultado se traduce en 90 combinaciones de color diferentes y cinco ambientes en el interior.

El C3 Aircross tiene otros rasgos de diseño propios de un SUV, como el morro muy elevado o la presencia de barras de techo, combinados con el estilo de los nuevos productos de la marca concretado en la fina parrilla superior con el logotipo en el centro o la separación de los grupos ópticos en dos bloques a diferente altura.

La oferta mecánica del Citroën C3 Aircross la forman inicialmente en el mercado español un total de cinco motores. Para los que prefieran la gasolina, la gama se articula con tres propulsores: el 1.2 PureTech atmosférico de 82 CV y las dos versiones turbo 1.2 PureTech de 110 y de 130 CV. Por su parte, para aquellos conductores que se decanten por el Diesel, las alternativas disponibles parten del conocido bloque 1.6 BlueHDi en niveles de potencia de 100 y 120 CV.

Según versiones, el tipo de caja de cambios que puede montar el Citroën C3 Aircross es una manual de cinco o seis velocidades, salvo la variante PureTech de 110 CV que también puede acoplarse a un cambio automático EAT6 de seis velocidades con convertidor de par.

Toda la gama C3 Aircross cuenta con tracción delantera aunque, a partir del nivel de acabado Shine, puede equipar el sistema Grip Control con control de descenso (Hill AssistDescent).

El C3 Aircross ofrece uno de los maleteros más grandes del segmento

El C3 Aircross ofrece uno de los maleteros más grandes del segmento.

El Grip Control, que se acciona mediante un dial giratorio, ofrece una adaptación del sistema de tracción (actúa sobre el control de tracción modificando sus parámetros) a diferentes superficies como el hielo, el barro y la hierba o la arena mientras que el control de descensos se acciona mediante una tecla en el salpicadero.  Se trata de una ayuda interesante en circunstancias muy concretas que vendrá muy bien a aquellos que acostumbren a ir al monte por caminos habitualmente practicables.

La gama se ofrece en niveles Live, Feel y Shine. Todos cuentan con lector de señales de tráfico, alerta de cambio de carril, detector de fatiga, ordenador de viaje, sistema de audio, bluetooth, USB, etc aunque el aire acondicionado es opcional en el más sencillo, siendo más interesante el intermedio Feel.

Entre los elementos que puede tener hay que destacar el Head Up Display, cámara posterior, navegador con pantalla táctil de siete pulgadas, techo solar deslizante, asientos calefactables, Apple Car Play, llantas de aleación, asistente al aparcamiento, SmartBeam, cortinillas integradas en ventanas traseras, etc.

El diseño del salpicadero es casi idéntico al del C3. La instrumentación es convencional, con una pantalla central no muy grande y se complementa con la pantalla del salpicadero, de 8 pulgadas, pero situada en una posición baja, por debajo de las salidas de aireación. Da servicio al equipo de audio, al teléfono (tiene función Mirror Link con conexión para aparatos iPhone y Android), al navegador, de buen rendimiento y gráficos algo esquemáticos y al acceso a internet que permite crear un entorno wifi dentro del coche y descargar distintas aplicaciones.

En las versiones más altas, se equipa un head-up display de proyección de datos sobre una pequeña lámina de metacrilato situado en la proyección de la vista del conductor. Los datos presentados son la velocidad, las indicaciones del navegador y la velocidad máxima de la vía por la que se circula.

Según Citroën, este nuevo SUV está pensado para ofrecer gran facilidad de vida a sus usuarios gracias a su comodidad y funcionalidad. Se trata pues de un coche de uso diario y también de uso recreativo. No llega a ser un monovolumen pero su amplio interior llega a cubrir las expectativas de los más exigentes.

Un coche fabricado en España con en el que la marca francesa espera irrumpir en el sector y presentarse como alternativa a modelos como el Renault Captur o el Peugeot 2008.

Escrito por

Periodista del Motor.

No comments

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR