Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Torquemada, el mayor barrio de bodegas tradicionales subterráneas

 Las más de 477 bodegas subterráneas tradicionales existentes en la actualidad datan del Siglo XV

Torquemada fue “una de las primeras bodegas de Castilla” según afirma Huetz de Lemps, y el municipio con mayor superficie de viñedo de la provincia de Palencia con 5.000 hectáreas al finalizar el siglo XIX, y llegó a exportar vino a Francia en el año 1.849. Fruto de esta cultura vitivinícola son las 477 bodegas subterráneas tradicionales existentes en la actualidad y que datan del Siglo XV. Una singular y relevante manifestación de patrimonio cultural etnográfico asociado a los sistemas productivos del vino. Por su antigüedad, su extensión y número, por su profundidad y gran desnivel, su estado de conservación y, en especial, por su singular ordenación e implantación en el territorio, resultado del proceso de autorización y construcción de las bodegas totalmente planificado.

Para mantener y promocionar este patrimonio el ayuntamiento de Torquemada viene trabajando intensamente en este espacio emblemático porque considera que el conjunto de bodegas de Torquemada constituye una singular muestra de interés cultural, histórico, arquitectónico, etnográfico, urbanístico y paisajístico. Por ello el primer paso fue crear en el año 2006 una marca de calidad denominada “Bodega Típica de Torquemada” que viene regulada por un Reglamento de Uso que establece las condiciones de mantenimiento y conservación original de este tipo de construcciones.

Posteriormente los trabajos se completaron con la realización de censos y estudios planimétricos. Todos estos trabajos han permitido que el conjunto de barrios de bodegas tradicionales subterráneas haya sido declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Etnológico por la Junta de Castilla y León, por su ordenación e implantación en el territorio, conformando un paisaje peculiar característico y representativo de un pasado y de unas formas de vida, digno de ser conservado y transmitido a generaciones futuras.

A diferencia de las bodegas tradicionales del Cerrato que se hacían aprovechando el desnivel de las laderas, las de Torquemada se excavaron sobre un terreno llano con ligera pendiente hasta los nueve metros de profundidad en algunos casos. Se hicieron siguiendo el trazado de calles rectilíneas prácticamente paralelas entre sí y dispuestas en dirección este-oeste, con fachadas de mampostería de piedra caliza orientadas al norte. En la actualidad todas estas calles tienen nombre de las diferentes variedades de uva.

Las galerías excavadas en la tierra presentan un techo con forma abovedada, suelen tener entre dos metros y medio a tres metros de anchura y dos metros y medio de altura en la parte central de la bóveda. Su longitud varía entre diez y treinta metros. La tierra extraída de la excavación de la bodega se depositaba sobre la superficie exterior de la bodega siguiendo sus trazas, y se compactaba formando un lomo ligeramente pronunciado, denominado también teso o culata. Este lomo de tierra da solidez a la construcción subterránea e impide las filtraciones de agua de lluvia al interior de las galerías. Es característico también encontrar un pozo en todas ellas, el cual era imprescindible para llevar a cabo las labores de limpieza e higiene que exige la elaboración del vino, además de otros elementos tradicionales de esta arquitectura tradicional como las zarceras, descargaderos, chimeneas y con los ingeniosos mecanismos de la época para llevar a cabo el prensado de la uva: el lagar, la viga, el husillo y la piedra.

Estas bodegas tradicionales se agrupan en cinco barrios de desigual tamaño, denominados, de norte a sur: Bodegas de Valdesalce, Bodegas de Ladrero, Bodegas de Barrionuevo, Bodegas del Paramillo y Bodegas de Carrovillamediana. Estos barrios de bodegas suman en total una superficie de 120.000 m2, o lo que es lo mismo 12 has. No existe una superficie de terreno superior dedicada a las bodegas subterráneas tradicionales. El barrio más importante es el de Ladrero, que tiene una superficie de 80.000 m2, lo que demuestra la importancia de este barrio de bodegas. Es de destacar también el número de bodegas existentes. En estos momentos están censadas 477, o, mejor dicho, están censadas las puertas de acceso a las bodegas, ya que muchas de ellas son comunitarias y al entrar comprobamos que suele haber dos o tres bodegas distintas que utilizaban un lagar común. Por eso en realidad podemos decir que hay cerca de 1.000 bodegas. Lo que hace que el barrio de bodegas de Torquemada sea el más numeroso y extenso de los que se conocen en España. Puedes adentrarte en estos barrios y visitar una bodega realizando la ruta creada por el ayuntamiento: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/torquemada-barrios-de-bodegas-y-vinedos-30595105.

Aunque la mayoría de ellas ahora ya solo son merenderos y zonas de encuentro entre familiares y amigos todavía en algunas se sigue realizando vino bajo la Denominación de Origen Arlanza, habiendo en la actualidad dos bodegas, la Bodega Esteban Araujo y Señorío de Valdesneros que además de ser visitables turísticamente, comercializan sus vinos rosados, y tintos jóvenes, barrica y crianza. Destaca el vino Amantia, un vino elaborado con uva de hielo de la variedad tempranillo.

Se ha creado la Asociación Enológica Ladrero para colaborar con el ayuntamiento en la conservación y la promoción de este entorno único siendo destacable la organización de diferentes exposiciones relacionadas con este tipo de construcciones y los utensilios típicos utilizados para la elaboración del vino.

bodegas torquemada

bodegas torquemada

 

 

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR