Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Novedades en el seguro para explotaciones de uva de vino

Este año hay un 5% de bonificación para nuevos asegurados o aquellos que hayan dejado de suscribirlo en los últimos tres

España es uno de los principales productores mundiales de uva de vino, un sector de gran relevancia económica, social y cultural en nuestro país. La vid ocupa el tercer puesto en extensión de terreno cultivado, en relación con otros cultivos típicos en España, situándose por detrás de los cereales y del olivar.

El seguro agrario refleja también esta situación. Así, en las últimas dos cosechas, el seguro para uva de vino ha sido el segundo que más se ha contratado, tanto en número de pólizas, como en superficie asegurada, tan solo por debajo de cultivos herbáceos.

En total, para la cosecha 2016, se firmaron cerca de 26.600 pólizas que daban cobertura a casi 386.600 hectáreas de cultivo y a 2,63 millones de toneladas de uva de vino. Por comunidad autónoma, Castilla-La Mancha es la que más contrató este seguro, con cerca de 13.000 pólizas, casi 210.000 hectáreas aseguradas y 1,46 millones de toneladas.

A continuación, atendiendo a la superficie y a la producción asegurada, se sitúa la comunidad autónoma de Castilla y León, que en concreto, para la cosecha 2016 registró cerca de 1.900 pólizas de seguro de uva de vino, que daban cobertura a más de 22.140 hectáreas de cultivo y a una producción de uva de vino de casi 132.300 toneladas.

Ahora es el momento de contratar el seguro de primavera

Respecto a los siniestros, en los últimos años, las condiciones climáticas están siendo muy variables e intensas. A lo largo de 2016, se han producido diferentes fenómenos atmosféricos adversos que han causado daños en la producción de uva de vino. Aunque el invierno comenzó siendo más cálido de lo normal, febrero trajo consigo las primeras heladas. A continuación, la primavera resultó especialmente lluviosa. Además, desde el final de la primavera y prácticamente a lo largo de todo el verano se sucedieron varios episodios tormentosos con pedriscos de gran intensidad. A esto hay q añadir las altas temperaturas del verano, que se prolongaron hasta bien entrado el mes de septiembre, y las intensas lluvias de los últimos meses del año. Así, en total, las hectáreas afectadas por los distintos fenómenos meteorológicos ascendieron a casi 50.245

El pedrisco fue el riesgo que más daño causó en uva de vino, con casi 22.000 hectáreas afectadas; la siguen la sequía, con alrededor de 11.000 hectáreas siniestradas; y la helada con más de 9.725 hectáreas afectadas. Entre los tres riesgos acumulan más del 84% del total de las hectáreas de uva de vino con siniestro.

En total, la previsión de indemnización para los viticultores que aseguraron la cosecha 2016, asciende, hasta el momento, a 14 millones de euros.

Este tipo de situaciones, tan adversas para las producciones agrarias, ponen de manifiesto la conveniencia que tiene para los agricultores contar con un seguro para Explotaciones de Uva de vino, cuyo periodo de contratación inicia el 1 de octubre. Además, para esta campaña, se incluye como novedad un 5% de bonificación para nuevos asegurados o hayan dejado de suscribirlo los tres últimos años.

Ahora es el momento de contratar el Seguro de Primavera, que cubre los riesgos de pedrisco y riesgos excepcionales por parcela y permite escoger los riesgos de helada y marchitez fisiológica por explotación o por parcela.

Escrito por

Periodista especializado en información agraria. #Agricultura, #Ganadería y pizcas de social media. @enripalomo en Twitter. Narrando desde @EmpresaAgraria

No comments

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR