Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

El medio rural ante los retos ambientales y la digitalización

El Consejo Económico Social, CES, ha presentado el informe Un medio rural vivo y sostenible, que actualiza el de 2018 titulado El medio rural y su vertebración social y territorial. Lo hace, además, a la luz de las nuevas estrategias europeas “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad”, de la reforma de la PAC y de la situación provocada por la COVID-19.

La importancia del medio rural y su papel

El medio rural en España comprende el 85 por 100 del territorio y en torno al 20 por 100 de la población, y alberga prácticamente todo el patrimonio ambiental y una parte significativa del histórico y cultural.

Y es precisamente en el entorno rural en el que se desarrollan las actividades del sector primario (agrícola, ganadero y forestal), y gran parte de la industria alimentaria, que en su conjunto abastecen de alimentos seguros y de calidad a la población, a la par que interaccionan con el medio ambiente en que se desarrollan.

La menor productividad de las actividades del sector primario, la escasa diversificación productiva o el pequeño tamaño del tejido empresarial, se traducen en un menor nivel de renta por habitante en comparación con las ciudades, aunque también intervienen las deficientes infraestructuras y equipamientos, que influyen en la eficiencia de los procesos productivos y en la generación de valor.

En este contexto, la diversificación de las actividades y el fortalecimiento de la industria alimentaria constituyen una necesidad estratégica y una condición indispensable para aunar el crecimiento económico y del empleo con la sostenibilidad ambiental, con la cohesión social y con la vertebración territorial.

Se observa también un serio problema de relevo generacional en el sector agrario, y de masculinización de determinadas actividades. En suma: envejecimiento y pocas oportunidades para las mujeres que llevan, irremisiblemente, a la disminución de la población rural.

Algunas propuestas

La incipiente digitalización de este sector permitiría responder a los retos medioambientales de adaptación al cambio climático, la búsqueda de la seguridad alimentaria y los problemas relacionados con la sanidad animal y la vegetal, y atender de forma más directa y precisa a las demandas de la sociedad y de los consumidores en un mercado globalizado y digitalizado.

El informe considera también necesario reducir las emisiones de las actividades del sector primario, salvaguardando la biodiversidad y la actividad económica de las áreas rurales, y ofreciendo vías de desarrollo sostenible, impulsando la agricultura orgánica y reduciendo el consumo de energía en el sector.

Además, califica como fundamental el desarrollo de medidas efectivas orientadas al aumento de la capacidad de absorción edáfica de emisiones de gases de efecto invernadero, y el aprovechamiento sostenible de los recursos, e insiste en potenciar el abastecimiento energético sostenible, estable y de calidad en el medio rural. Para lograrlo es preciso desarrollar actuaciones destinadas a la mejora de la eficiencia energética, el ahorro de energía y la mejora del servicio eléctrico.

El informe resalta la necesidad de impulsar un nuevo Plan de modernización de regadíos, que promueva un uso más eficiente del agua y el desarrollo sostenible del medio rural ante los efectos del cambio climático, el reconocimiento del valor de los cultivos como sumidero de carbono, así como del papel del sector agrario en la fijación de la población rural.

También propone realizar un mayor esfuerzo inversor en infraestructuras de distribución y almacenamiento orientado al ahorro de agua y la eficiencia en sus usos, especialmente en zonas declaradas de interés general, al tiempo que deben mejorarse los sistemas de depuración, tratamiento y reutilización del agua.

Todos los objetivos pasan por promover la digitalización de la actividad productiva rural, principalmente en el sector agroalimentario y en el comercio minorista, así como en todos aquellos otros estratégicos que favorezcan el desarrollo de nuevas actividades y servicios de alto valor añadido. Otro objetivo es favorecer la implantación de tecnologías de uso de datos para mejorar los procesos productivos y el conocimiento de los mercados en el sector agroalimentario.

El documento considera preciso impulsar la transformación y digitalización de la cadena logística del sistema agroalimentario y pesquero, en tanto que contribuye a fomentar la calidad, la sostenibilidad y la economía circular, la producción ecológica y el consumo de temporada y de proximidad, reducir el desperdicio alimentario, generar valor y empleos en torno al sistema agroalimentario y pesquero y, con ello, fomentar las economías rurales, al tiempo que se frena la despoblación.

A tal fin, entre otras, el CES propone:

  • Prestar especial atención a la formación digital de los trabajadores del sector agroalimentario a través de medidas de formación reglada, formación para el empleo, formación de especialistas o reconversión de personal de otros sectores.
  • Impulsar un número suficiente en el sector de profesionales formados en digitalización, capaces de hacer uso de los datos y las tecnologías habilitadoras con las que cuentan, sabiendo además identificar qué tipo de datos y tecnologías son los que necesitan para generar servicios de valor añadido.
  • Iniciar para ambos objetivos la definición de los nuevos perfiles profesionales digitales a cubrir en un futuro cercano, que deben integrar el componente digital con la posesión de buenas cualificaciones y competencias en disciplinas como la agronomía, la economía o la biología.

A modo de resumen aparecen diversos retos que el sector agroalimentario debe afrontar como oportunidades a aprovechar. Así desde el punto de vista de la sostenibilidad ambiental es preciso reducir las emisiones, destacar el papel de sumidero de carbono de la agricultura y modernizar los regadíos. En cuanto a la sostenibilidad económica y social es imprescindible intensificar la digitalización de todo el sistema para mejorar la competitividad y favorecer el asentamiento de jóvenes y mujeres.

 Más información: http://www.ces.es/documents/10180/5250220/Inf0221.pdf/b3bff689-bd99-6324-5cb2-c2de7b19f154

Autor: José Ignacio Velasco Calvo. Ingeniero Agrónomo. Secretario Técnico del COIACLC.

 

 

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR