Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Los Alimentos del Futuro piden paso

Un libro de Vitartis recoge un análisis de los principales proyectos de innovación de nuestra industria agroalimentaria

La Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis) presentó en la sede central de Cajamar Caja Rural de Valladolid el segundo libro de la colección ‘Alimentos del futuro’, cuyo principal objetivo es ofrecer un análisis sobre la situación y las perspectivas del sector, así como algunos casos prácticos de cómo se innova en la industria alimentaria de Castilla y León.

En la presentación del libro, el presidente de Vitartis, Félix Moracho, advirtió de que la innovación del sector, mediante la aplicación de la creatividad y de las nuevas tecnologías, “es un elemento fundamental para el desarrollo de una Comunidad en la que la actividad agroalimentaria productiva es especialmente importante, no solo en términos de facturación y empleo, sino como pilar del desarrollo rural de Castilla y León”.

Moracho, señaló que desde VITARTIS “pensamos que la innovación en nuestro sector, mediante la aplicación de la creatividad y de las nuevas tecnologías, es un elemento fundamental para el desarrollo de una Comunidad en la que la actividad agroalimentaria productiva es especialmente importante, no solo en términos de facturación y empleo, sino como pilar del desarrollo rural de Castilla y León”.

‘Alimentos del futuro 2016’ ofrece las reflexiones de seis destacados expertos, José Antonio Boccherini Bogert, Juan Manuel Corchado, Ignacio Garamendi, José Miguel Herrero Velasco, Daniel Ramón Vidal y Gregorio Varela Moreiras, la aportación literaria del presidente de la Real Academia de Gastronomía de España, Rafael Anson, así como una aproximación a los retos del sector en Castilla y León.

El objetivo, tal y como apuntó Moracho, es dar continuidad a un trabajo que se inició en 2012 haciendo una publicación, cada dos años, en la que se dé cuenta de la innovación que desarrollan las industrias del sector en la Comunidad tanto en mejoras del producto como en proceso y otros muchos aspectos”.

Se trata, como así ha añadido, de comparecer cada dos años para mostrar los adelantos del sector en innovación para que “quede constancia, de forma permanente, en un libro que pueda ser utilizado como manual”, a la vez que verificar la “clara vocación de las industrias de Castilla y León en la materia y su colaboración con los centros tecnológicos y las universidades”.

 Nueva Orden de Ayudas

La consejera de Agricultura, Milagros Marcos, que asistió a la presentación de esta publicación, calificó el trabajo de “magnífico documento” que pone de manifiesto el potencial de la industria agroalimentaria castellana y leonesa, especialmente cuando se asocia bajo un paraguas común. “La colaboración es fundamental si hablamos de innovar, algo que a la vez es esencial para competir en los mercados. Esa innovación quizá sea el primer reto de la industria agroalimentaria de Castilla y León, porque con innovación podremos ocupar el sitio que ahora mismo no ocupan nuestros productos en los lineales”.

En este camino, Marcos recordó que la Junta está trabajando a través del Instituto Tecnológico Agrario, de la mano de Vitartis, sobre proyectos y necesidades del sector, en especial con nuevos cultivos que se adapten a las necesidades de la industria agroalimentaria”, de ahí, añadió, la orden que ha sacado la Administración Regional para primar proyectos de investigación e innovación. Una línea de ayudas, destinada a grupos de investigación que asocien el sector primario con la industria agroalimentaria y que tengan como objetivo incrementar la competitividad de ambos ámbitos. “Lo que falta es creerse el potencial que tiene la industria en esta Comunidad. Somos tan modestos que a veces no nos damos cuenta de ello”, lamentó la consejera.

Por su parte, Eduardo Bahamonde, presidente de Cajamar, entidad que acogió la presentación del libro, enfatizó que la innovación “forma parte de nuestro ADN, como demuestran los 80 proyectos que apoyamos en la actualidad en este ámbito. La innovación, en definitiva, es la clave para poder diferenciar nuestros productos”.

El contenido de ‘Alimentos del futuro 2016’ se completa con el relato de 35 casos prácticos de innovación por parte de 26 socios de Vitartis, entre empresas, centros tecnológicos y universidades: Angulas Aguinaga, Aljomar, Calidad Pascual, Cárnicas Villar, Cartif, Cecinas Pablo, Cetece, Clavo Food Factory, Dibaq, Emilio Esteban, Granja de Desarrollo Ovino AGM, Grupo Ibersnacks, Gullón, Helios, Hermi, Huercasa, Itacyl, Grupo Matarromera, Novadiet, Meléndez, Pharmadus, Prosol, Santiveri y las universidades de Ávila, Burgos y Valladolid.

Este libro cuenta además con varias colaboraciones, entre ellas, la de la consejera de Agricultura, Milagros Marcos. La responsable del sector agrario en Castilla y León asegura en su artículo que el sector hace frente a un futuro con un mercado cada vez más volátil y complejo. Las demandas del consumidor cambiarán cada vez de manera más rápida. Algunas demandas serán continuas, como la búsqueda el precio más bajo, la seguridad alimentaria del producto o el etiquetado detallado. Pero otras se generan en plazos cada vez más cortos, como nuevos ingredientes, sabores, formatos y presentaciones. “Con una demanda cambiante” asegura Milagros Marcos, “mercados cada vez más abiertos y una mayor competencia, nuestras empresas deben ser capaces de anticiparse y adaptarse al cambio para mantenerse competitivas”.

Una imagen del Salón de Actos de Cajamar en Valladolid que acogió este acto.

Una imagen del Salón de Actos de Cajamar en Valladolid que acogió este acto.

En su opinión, este escenario “se va a desarrollar en los próximos años en un contexto económico de bajo crecimiento, especialmente en los mercados más cercanos, donde será clave trabajar en la investigación, la innovación, la eliminación de ineficiencias en la cadena de valor, la mejora de las operaciones y la reducción de costes. Buscando a la vez la mayor calidad y seguridad del producto, así como las últimas herramientas de marketing que permitan aprovechar las nuevas tendencias y oportunidades de distribución y comercialización”.

Vitartis cuenta, actualmente, con 80 socios que concentran en la actualidad el 40% de la facturación y del empleo de la industria agroalimentaria de Castilla y León.

Las exportaciones suponen el 20,3% de la facturación de las empresas asociadas, cuya actividad se desarrolla en los sectores lácteo, harinas y derivados, frutos secos, azucarero, café (productos solubles), vinos, legumbres y hortalizas, galletería, dietética, alimentos preparados y congelados, conservas (vegetales), cárnico, aditivos, hostelería y restauración, alimentación animal, así como en el sector agroganadero y biotecnología alimentaria.

También forman parte de Vitartis las universidades y centros tecnológicos de la Comunidad, lo que convierte a la Asociación en un instrumento de impulso a la conexión entre el mundo de la ciencia y la empresa.

Escrito por

Periodista especializado en información agraria. #Agricultura, #Ganadería y pizcas de social media. @enripalomo en Twitter. Narrando desde @EmpresaAgraria

No comments

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR