Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

La producción de alimentos sin deterioro del suelo en el que se producen

La Asociación Vallisoletana de Agricultura de Conservación (AVAC) cumple casi 20 años de vida

Fundada gracias a la iniciativa de un grupo de agricultores de la provincia de Valladolid la Asociación Vallisoletana de Agricultura de Conservación (AVAC) Inicia su actividad a finales del año 2002. 

La intención, siguiendo los fines descritos en su acta constitucional era, en el momento de su fundación, promover las técnicas que hicieran posible conservar el suelo agrícola y su biodiversidad en el contexto de una agricultura sostenible. Dicha sostenibilidad sería entendible como la producción de alimentos sin deterioro del suelo en el que se producen.

Los objetivos fundamentales a cumplir en ese momento eran, por un lado concienciar a los agricultores, a la administración y a la sociedad en general sobre las prácticas y los beneficios de la técnica de Agricultura de Conservación, recién llegada con la intención de conseguir una agricultura mejor, mas rentable y limpia.

El modo de dar a conocer los conocimientos disponibles se debían extender desde la disponibilidad de charlas informativas a visitas a campos demostrativos.

Con este fin se establecieron dos citas anuales para escuchar ponencias en las jornadas de primavera y otoño, al que hay que sumar la que se ofrece en la junta anual de socios en los primeros meses del año. Los temas de estas charlas son, tanto de divulgación de principios básicos de la A.C., como los más vanguardistas, producto de la investigación permanente. En todo caso la junta directiva solicita al socio sugerencias en cuanto a los temas de sus charlas para elaborar los programas.

La experiencia nos ha demostrado que el hecho de que el origen inicial de la A.C. fuera primero en los EEUU y después de Suramérica (Brasil, Chile, Argentina…) confiere a las técnicas de Agricultura de Conservación un notable potencial superador, es decir, una gran esperanza en cuanto a la reedición por nuestra parte de lo ya conocido y probado afuera de nuestras fronteras con el fin de obtener un rendimiento óptimo y rentable en nuestra provincia.

En efecto el material disponible proveniente de otros países, a veces no tiene el rendimiento esperado en nuestra zona y condiciones climáticas. Tampoco la teoría escrita se traduce en verdaderos éxitos aplicada a nuestra realidad de suelo y clima en Valladolid. Se hace necesario pues, que trascender de la mera interpretación teórica de la documentación disponible, proporcionada desde otros países.

El principio elemental a seguir es la imitación, en lo posible, del modelo que la propia naturaleza utiliza en los prados, bosques y demás ecosistemas naturales, es decir dejar cubiertas vegetales y alterar el suelo lo menos posible al establecer los cultivos anuales. De la misma manera se mantendrán los cultivos perennes y los leñosos, con cubiertas vegetales entre sus calles.

Toda vez que se viene de al menos cuatro décadas de progresiva intensificación del trabajo infligido al suelo, promovido por la continua potenciación y modernización del parque de tractores, el suelo disponible se muestra, hoy día, alterado y sensible a erosiones y degradaciones.

La técnica conocida hoy es la de aquí, la que hemos construido con el cimiento de aquella inicial información. El agricultor conservacionista de hoy modifica sus máquinas según su experiencia y de ella sacan valor los fabricantes locales para sacar al mercado aparatos específicos fruto de la demanda local y de sus requerimientos.

Podemos decir que, hoy en día, el agricultor de conservación en Valladolid tiene iniciativa propia, mantiene una actitud vanguardista y aprovecha las oportunidades para intercambiar información y experiencia local. Para ello se agrupa en asociaciones donde poder disponer de información y apoyo en caso de duda.

Durante la existencia de la Asociación vallisoletana de agricultura de conservación, AVAC, su número de socios ha ascendido a 150 que siguen queriendo producir y mantener la riqueza de los suelos bajo los principios de la A.C. generando el necesario margen neto que es su beneficio para vivir y para crecer.

Dirigiéndose ya hacia su veinte aniversario AVAC sigue trabajando para mantener la cohesión en un grupo muy consolidado que favorece la migración desde la agricultura tradicional fuertemente arraigada en la región hacia la reducción del laboreo, con las nuevas herramientas tecnológicas disponibles, con la intención de seguir avanzando como siempre dentro de la AC, la que consideramos la mejor opción posible en la práctica de la agricultura.

Autor: Carlos Garrachón Arias. AVAC.

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR