Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Entrevista a José Ignacio García, director territorial de Castilla de Agroseguro

Cada vez más agricultores y ganaderos asumen el coste del seguro como uno más de su actividad”

 

AGROSEGURO celebra este año su 40 aniversario. ¿Puede hacernos un breve balance de estos 40 años?

Efectivamente el pasado 17 de abril cumplimos 40 años y evidentemente hemos cambiado mucho desde entonces. El 30 de mayo de 1980, el Consejo de Ministros aprobó el primer Plan de Seguros Agrarios Combinados, que ofrecía coberturas contra los riesgos de pedrisco e incendio, fundamentalmente, y para un número limitado de producciones: cereales de invierno en secano, uva de vinificación, manzana, tabaco y cítricos.

Desde entonces, el seguro agrario no ha dejado de evolucionar en España para adaptarse a las demandas de los productores, así como a las cambiantes circunstancias socioeconómicas que el país ha ido experimentando. El sistema ha ido ampliándose a nuevas producciones vegetales y animales e introduciendo de forma gradual nuevos riesgos y coberturas. En 2010 el sistema contaba con más de 140 líneas de seguros. En la segunda década de este siglo, se implantó un nuevo sistema de gestión que agrupó por sectores productivos a los diferentes seguros, primero agrícolas y después pecuarios, de forma que, en la actualidad, la práctica totalidad de las producciones agropecuarias pueden asegurarse contra la mayoría de los riesgos que pueden afectarles. La cartera de seguros agropecuarios comprende hoy 44 líneas de seguro diferentes (28 para cultivos, 12 para producciones pecuarias, 3 para producciones acuícolas y 1 para forestales), dentro de cada una de las cuales es posible elegir entre varios niveles (módulos) de cobertura y entre varias opciones de condiciones.

A lo largo de sus 40 años de funcionamiento, el seguro agrario, gestionado por Agroseguro, ha contribuido a la protección efectiva de los productores frente a eventos climáticos de carácter catastrófico caracterizados por un elevado volumen de pérdidas. La siguiente tabla resume la evolución de las principales cifras del seguro agrario en España desde sus inicios:

1980 1990 2000 2010 2019
CAPITALES ASEGURADOS 22,17 2.492,60 5.783,43 11.084,24 14.167,57
PRIMAS NETAS 1,15 103,01 280,94 648,43 718,43
NÚMERO DE PÓLIZAS 2.204 279.404 367.147 485.008 397.188
SINIESTRALIDAD 0,23 135,62 164,18 554,01 640,74

Cifras en millones de €, excepto número de pólizas.

Como puede observarse, tanto los capitales asegurados como el volumen de primas se han ido prácticamente doblando en cada década, aunque el crecimiento porcentual se ha ralentizado en la última, tanto por el volumen ya alcanzado como por la propia desaceleración económica de los últimos años.

A los agricultores y ganaderos les cuesta entender, que las pólizas de seguros, tienen que ser un coste más de producción. ¿Los niveles de contratación aumentan año tras año?

En las cuatro décadas de vida con las que cuenta el seguro agrario, la evolución de la contratación ha sido casi siempre ascendente, conforme el seguro iba ampliando riesgos, coberturas, y producciones. Es cierto que el ritmo se ha visto frenado durante los años de crisis y de restricciones, pero incluso en esos momentos, los esfuerzos presupuestarios de la Administración, los ajustes de márgenes en el seguro y los del propio sector productor, invirtiendo más, han permitido no bajar e incluso ir recuperando el crecimiento. Lo cierto es que en la contratación de los seguros inciden siempre muchos factores, unos propios del cultivo, como es el grado de exposición al riesgo, que es distinto entre producciones y entre áreas geográficas, y otros individuales, como la importancia relativa que la actividad agrícola tenga en la economía empresarial o familiar o el grado de diversificación de cultivos o de dispersión geográfica de una explotación. Pero, desde luego, cada vez más los agricultores y ganaderos asumen el coste del seguro como uno más de su actividad.

Desde nuestra experiencia, creemos que se deberían actualizar y mejorar algunos aspectos de la contratación en el seguro agrario. Los rendimientos agrarios de hoy no son los de hace 40 años. ¿Está usted de acuerdo con esta reflexión?

Evidentemente que los rendimientos que se obtenían hace 40 años no son los mismos que los que se obtienen hoy por muchas causas: mejora de variedades, distinta manera de aplicar los insumos y de mayor calidad, mejora de maquinaria, etc. La mayoría de las líneas, por no decir todas, cuentan con algún módulo en el que el rendimiento queda fijado libremente por el agricultor, por lo que es él mismo el que adapta y decide cuántos kilos asegurar por hectárea. En cuanto a las líneas en las que el rendimiento viene fijado por el Ministerio de Agricultura para ciertos riesgos (resto de adversidades climáticas o sequía, por ejemplo) en la línea de herbáceos, sobre ese rendimiento de referencia cada agricultor tiene un coeficiente individualizado que mejora en la mayoría de los casos ese índice de referencia, y que se obtiene de lo que el agricultor ha venido produciendo en las ultimas 10 campañas, quitando la mejor y la peor, por lo que entendemos que se adapta a sus expectativas reales de cosecha. Si además de esto se quisiera aumentar la producción asegurada para para el resto de riesgos, el asegurado tiene la posibilidad de realizar un seguro complementario en el que el rendimiento es libre, por lo que creo que el seguro es flexible y se adapta perfectamente a cada agricultor. Aun así, cada año y a petición del sector a través de sus representantes, se estudian y modifican esos Términos Municipales en los que se observa que ese índice de referencia se ha quedado anticuado.

La PAC actual, contempla diferentes condicionalidades, para que el agricultor y ganadero, pueda percibirla. ¿Cómo vería de cara a la futura reforma de la PAC, que se contemplase la obligatoriedad de tener los diferentes cultivos asegurado, con un mínimo de cobertura?

El seguro agrario se ha convertido durante estos 40 años, sin duda, en la herramienta más eficaz por no decir la única, que tienen los agricultores y ganaderos para salvaguardar sus producciones, y debe contemplarse como un gasto más dentro de la explotación. Es al agricultor y el ganadero, como empresario, el que debe decidir cómo gestionar su riesgo. No nos olvidemos que las pólizas están fuertemente subvencionadas tanto por el Estado a través de ENESA como por las CCAA., lo que abarata su coste y lo hace asequible para la mayoría de los asegurados. El que la nueva PAC contemple de alguna manera un sistema en el que el agricultor o ganadero se vea obligado a disponer de algún tipo de mecanismo para estar cubierto ante los accidentes atmosféricos, por supuesto que sería bueno, y de hecho me consta que se ha puesto sobre la mesa desde distintas Organizaciones Agrarias, pero tenemos que tener en cuenta que la PAC se gestiona para todos los países de la Unión Europea y un seguro agrario como el nuestro solo lo tenemos en España, por lo que veo difícil la obligatoriedad del seguro, aunque por supuesto que nos gustaría la universalidad del seguro en nuestro país, y seguiremos trabajando para mejorar las líneas de seguro y ajustar al máximo los costes.

La ganadería actual, tiene unas características muy diferentes a las de hace 40 años. El camino que lleva la ganadería intensiva, es hacia una mayor estabulación y redimensión. ¿Están las diferentes pólizas ganaderas adaptadas a las demandas del sector?

Los tiempos efectivamente cambian y la agricultura y la ganadería como no podía ser de otra manera se adaptan a esos cambios, al igual que lo ha hecho el seguro agrario. Respecto a los seguros pecuarios, sufrieron un cambio radical en junio de 2016 para adaptarse a esa evolución del sector y hacerlos más atractivos para el ganadero. En esta nueva plataforma para los seguros pecuarios, es el ganadero el que elige, en función del tipo de explotación, los riesgos sobre los que quiere estar cubierto, haciendo un seguro a la carta. Hay una modalidad básica para todo tipo de explotaciones, que incluye los riesgos generales a un coste bajo, sobre la cual, en función del tipo de explotación y de las necesidades de cobertura, los ganaderos elijen una a una las garantías adicionales que quieren incluir para completar el seguro. Como es natural el ganadero paga por aquellas garantías sobre las que quiere protegerse. Creo que el seguro ganadero es de los más completos y flexibles que tenemos y se adapta a cualquier tipo de explotación, ya que como digo es el ganadero el que decide qué asegura y qué no.

Existen otros modelos de aseguramiento agrario, más encaminadas a garantizar la renta de los agricultores y ganaderos. ¿Cree usted que este modelo se podría implantar en España?

Respecto a lo de tener seguros encaminados a garantizar la renta agraria, hay países que disponen de estos sistemas, como EEUU o Canadá, por citar alguno, pero empiezan a garantizar las pérdidas a partir de unos umbrales y tiene que ocurrir durante más de un año, además, la tramitación y cobro se dilata en el tiempo y es bastante compleja. Nuestro sistema de seguro agrario, como hemos comentado, es único y uno de los más completos que existe, de hecho, todos los años recibimos visitas de delegaciones de distintos países interesándose en nuestro sistema. Con el sistema español de seguros agrarios queda garantizada la renta agraria, tenemos seguros que contemplan la pérdida de explotación y el agricultor recibe una compensación igual al daño realmente causado ya que siempre es necesaria la visita de un técnico que valora el daño. El cobro una vez reconocido ese daño está garantizado y es inmediato en un plazo máximo de 20-25 días.

Recientemente hemos sufrido pedrisco en zonas muy concretas de Castilla y León. ¿Es posible el aprovechamiento en verde de los cereales apedreados? ¿Cómo lo tiene que hacer el agricultor?

Sí, el aprovechamiento en verde siempre es posible, una vez se hayan tasado las pérdidas. El asegurado solo tiene que comunicarlo a Agroseguro a través de la declaración de siniestro para que podamos organizar los trabajos y poder adelantar la tasación y calcular correctamente las pérdidas. Además, para agilizar el trámite puede ponerse en contacto con la dirección territorial que le corresponda, en este caso, la dirección territorial de Castilla.

En caso de que el agricultor no esté de acuerdo con la tasación. ¿Cuál es el procedimiento a seguir?

Para resolver la disconformidad, cada una de las partes puede designar un perito, debiendo constar su aceptación. No obstante, el asegurado puede actuar como perito propio. Se procederá entonces a efectuar una nueva tasación llamada contradictoria. Si persiste el desacuerdo, las partes deberán nombrar un tercer perito de mutuo acuerdo o por nombramiento del juez del lugar. Este tercer perito, junto con los anteriores, resolverán mediante dictamen conjunto los puntos en discrepancia por mayoría de votos.

Desde AGROSEGURO, se hacen campañas publicitarias, para concienciar a los agricultores y ganaderos de que deben asegurar sus producciones. ¿Qué cultivos tienen mayores niveles de aseguramiento? ¿Y los que menos?

A nivel nacional, la implantación es muy notable –por encima del 70%– en algunos sectores productivos importantes, como es el caso de la fruta, los herbáceos, el plátano o, en ganado, la retirada y destrucción de cadáveres de animales; y en otros alcanza unos niveles medios, entre el 40 y el 50%, como ocurre en cítricos, viñedo, hortalizas y vacuno. Pero es cierto que también hay sectores con implantación muy baja, inferior al 20%, como son el olivar, el almendro o el ganado intensivo, como aviar y porcino.

Tal y como hemos dicho antes, en ello inciden varios factores, unos propios del cultivo, como es el grado de exposición al riesgo, que es distinto entre producciones y entre áreas geográficas, y otros individuales, como la importancia relativa que la actividad agrícola tenga en la economía empresarial o familiar o el grado de diversificación de cultivos o de dispersión geográfica de una explotación. Pero desde luego donde el seguro es más necesario la implantación es amplia y la prima es un coste de producción más.

¿Qué mensaje le gustaría mandar a nuestros lectores?

Bueno, podemos decir muchas cosas, pero yo creo que debemos transmitir algunos mensajes importantes. El seguro agrario español es, además de un instrumento muy útil de política agraria, una herramienta eficaz de gestión de riesgos que tiene como objetivo, además, garantizar la viabilidad de la explotación.

El actual sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza, fundamentalmente adversidades climáticas en el sector agrícola.

Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se producen con frecuencia y con perjudiciales efectos sobre las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de contar con el respaldo de un seguro agrario, que, además, le suponen ventajas para el agricultor y el ganadero, entre las que nosotros destacamos que:

  • Recibe una compensación que se ajusta al daño económico realmente sufrido y al nivel de cobertura contratado.
  • El plazo de indemnización cada vez se acorta más. La solvencia con la que contamos nos ha permitido realizar el pago de las indemnizaciones a los asegurados con siniestro en un plazo medio de 30 días.
  • Le permite preservar su nivel de rentas y, por tanto, la continuidad de la explotación.
  • Refuerza su solvencia financiera frente a instituciones financieras y frente a particulares.

Todos estos motivos son los que nos llevan a considerar que el seguro agrario debería contemplarse como parte de la política de gestión de riesgos de una empresa agraria.

 

Comparte
Escrito por

Periodista especializado en información agraria. #Agricultura, #Ganadería y pizcas de social media. @enripalomo en Twitter. Narrando desde @EmpresaAgraria

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR