Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Entrevista a Carlos Yllera, presidente de la Denominación de Origen Rueda

“Debemos centrarnos en seguir siendo un referente en vinos de calidad”

¿Cómo han sido los primeros días como presidente del C.R.D.O. Rueda?

El ser presidente de la D.O. Rueda es un reto muy atractivo, porque estás al frente de la 1ª D.O. de vino blanco de calidad de España. El año pasado alcanzamos cifras históricas de ventas con aproximadamente 102 millones de botellas, con récord también en exportación; y eso implica una gran responsabilidad.

Mi elección supuso una cierta continuidad en los trabajos que se han realizado en el anterior pleno del que fui miembro, y en el que se realizó un gran trabajo con el que conseguimos dar un importante impulso a la Denominación.

¿A su juicio, cuáles son los principales desafíos a los que se enfrenta la Denominación de Origen Rueda?

Para mí el principal desafío es que las ventas y los mercados se consoliden y sigamos creciendo de manera sostenible, dando un gran impulso a la exportación donde tenemos que seguir apostando de manera clara. Hay que trabajar para seguir buscando nuevos países objetivo que nos ayuden a dar el salto que necesitamos. No podemos olvidar que mercados como USA, Reino Unido, Canadá, Puerto Rico (donde hemos estado hace muy poco tiempo y hemos visto su gran potencial), China, Latinoamérica y por supuesto Europa (que es nuestro principal mercado) son primordiales para conseguir esta consolidación.

También debemos centrarnos en seguir siendo un referente en vinos de calidad, apoyándonos en nuestras grandes marcas y poniendo en valor la diferenciación de nuestros vinos. Desde la D.O. Rueda queremos hacer especial hincapié en impulsar la nueva tipología que creamos en el anterior pleno: el Gran Vino de Rueda. Se trata de vinos que nos ayudarán a dar ese gran salto de calidad e imagen, ya que están enfocados a la alta gastronomía y aportan un valor añadido al consumidor, defendiendo el origen y apostando por los rigurosos controles de calidad de la DO. Las elaboraciones que forman parte en este nuevo marco de calidad tienen que cumplir varios requisitos: provenir de viñedos con una antigüedad superior a los 30 años, tener un rendimiento máximo de 6.500kg/ha y una transformación de kilos a litros del 65%.

¿En esta nueva etapa va a haber un mayor equilibrio entre viticultores y bodegas?

En todos los Consejos se ha intentado que ese equilibrio entre viticultores y bodegas exista, aunque es normal que en ciertas ocasiones existan debates internos que nos tienen que ayudar a crecer. No hay que olvidar que en el fondo todos los actores de la D.O. Rueda (no sólo los integrantes del pleno) buscamos lo mismo, que es que nuestras empresas sean lo más rentables posibles.

Desde la D.O. Rueda siempre buscamos que se ponga en valor la calidad de nuestros vinos para que tanto viticultores como bodegas salgan beneficiados.

Atravesamos un contexto difícil con una gran subida de los costes de producción y un bajo precio de la uva. ¿Qué consecuencias puede tener esta situación con la entrada en vigor de la nueva Ley de la Cadena Alimentaria?

Este último año se han incrementado los costes de materias primas de manera increíble (las botellas en la última subida nos han repercutido un 40% de sobre coste que se acumula las que ya hemos tenido el año pasado, así como el papel y el cartón, con subidas acumuladas de más del 60%, el transporte y los costes energéticos). Estos incrementos en los costes son casi imposibles poder transmitirlos al mercado, porque son muchas veces las grandes superficies las que no aceptan estas subidas y porque existe una amplia oferta de vinos con los que hay que competir. Lo mismo les ocurre a los viticultores.

No obstante, la Ley de la Cadena Alimentaria es para otros muchos productos agrícolas que necesitan que se les proteja porque son imprescindibles para nuestro día a día como parte de la dieta saludable mediterránea, de la que el vino forma parte.

Aprovecho para reivindicar que nuestros políticos y autoridades se tomen muy en serio las consecuencias devastadoras que pueden suponer que se incluya al vino dentro de los productos potencialmente peligrosos en la lucha contra el cáncer y otras enfermedades. Siempre hemos difundido que el vino tomado con moderación es un producto saludable, y hay numerosos estudios que así lo corroboran. Estamos totalmente de acuerdo en que el alcohol es peligroso en grandes cantidades y sobre todo cuando te pones al volante, pero no se puede entender una dieta saludable mediterránea sin uno de sus mayores valores, como es nuestro vino (y si es de la D.O. Rueda, mejor…)

¿Piensa mantener la modificación del Pliego con la reducción a los 8.500 Kg/Ha de forma permanente cuya tramitación inició el anterior Consejo?

La tramitación iniciada en el anterior pleno sigue su curso y está en manos de la JCyL, así como el reglamento aprobado por unanimidad.

Yo fui uno de los impulsores de esta medida junto con otras bodegas y viticultores porque creo de verdad en la medida en pro de la calidad de los vinos. De todas formas, se seguirá estudiando y debatiendo dentro del Consejo lo que entendemos que es mejor para toda la Denominación de Origen (bodegas y viticultores) y que tenga un mayor consenso.

¿Es partidario de introducir nuevas variedades para poder realizar elaboraciones más innovadoras, buscando la diferenciación?

Cuando se introducen nuevas variedades acogidas dentro de una Denominación como Rueda, debe haber una experiencia previa para saber cómo se comportan con la climatología y suelos de nuestra zona, porque deben ser complemento para ayudar a que la verdejo de Rueda pueda tener una mayor expresión y consigamos vinos más diferenciados. Esto ocurrió en el anterior pleno con la inclusión de las variedades Chardonnay y Viognier, que aun en pequeñas producciones, nos proporcionan resultados satisfactorios.

Continuando con la pregunta, no solo se trata de introducir nuevas variedades, sino de apostar por nuevas elaboraciones, más longevas, de vinos elaborados con nuestra variedad autóctona: la uva verdejo de Rueda, cada vez más demandada por los consumidores a nivel mundial y que está demostrando una gran versatilidad en las nuevas elaboraciones. 

Rueda abarca gran variedad de bodegas con diferentes objetivos. ¿Cómo se puede aunar los intereses de los que buscan una mayor calidad de los que buscan un mayor volumen?

Es una buena pregunta. En las Denominaciones de Origen veteranas como Rueda, muy consolidadas y con más de 40 años en el mercado conviven diferentes sensibilidades e intereses que, además, ayudan al buen funcionamiento de la Denominación. Todas las marcas amparadas bajo el sello de la D.O. Rueda contribuyen a alcanzar nuestro principal objetivo: vinos de una excelente calidad.

¿Qué valoración hace del Plan de promoción conjunta con Ribera del Duero? Esta acción empezó en 2014 y en ese año se vendían 976.000 botellas y los datos de diciembre de 2021 señalan que se han vendido 950.00 botellas.

Todos los trabajos de Promoción y Comunicación son lentos, y más cuando hablamos de mercados exteriores. Bajo mi criterio el ir de la mano de una Denominación tan importante como Ribera del Duero, es muy bueno, porque trabajamos con sinergias.

Nos está dando mucha notoriedad y consolidación en muchos mercados y nos está favoreciendo en países como Puerto Rico, donde son líderes de ventas y a nosotros nos tiene que ayudar a empezar a posicionarnos. Es importante también comprender que mucho del trabajo que se consiguió se paralizó con la pandemia y el problema tan importante del transporte marítimo, que cerró muchas fronteras.

Soy de la opinión que los profesionales de las empresas más exportadoras de la Denominación de Origen Rueda son los que nos tienen que marcar el paso para aconsejarnos dónde es mejor invertir para crecer. Y es por eso que se invitan a estos profesionales a que colaboren en los Grupos de Trabajo que se han creado tanto para Promoción nacional, como Promoción internacional y OCM y que nos den su punto de vista y opinión respecto a cómo generar mayor valor.

Pero finalmente todas las decisiones y opciones corresponden al Pleno su aprobación. Sin olvidar que somos las bodegas las que tenemos que trabajar para que las acciones y herramientas que se proponen desde el Consejo las utilicemos y seamos nosotros los que finalmente cerremos operaciones de venta en cada mercado. Es decir, que por mucho que el Consejo invierta en promoción, si las bodegas no ponemos recursos (personas y euros) cualquier acción se desaprovecha.

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR