Bienvenido a la revista digital de Empresa Agraria
 

Entrevista a Fernando Arranz, Ingeniero Agrónomo de Agro Valladolid Soaga

“Los hechos demuestran las ventajas de apostar por una semilla certificada”

 

La semilla es el punto de partida para el cultivo. Una buena germinación, por lo tanto, no es suficiente para obtener una producción de calidad. En todos los casos es recomendable utilizar semillas de calidad certificada, que permiten obtener mejores rendimientos y, al mismo tiempo, ofrecer mayor resistencia ante las posibles enfermedades a las que se enfrentan los cultivos.

Fernando Arranz, ingeniero agrónomo, es uno de los expertos de Agro Valladolid Soaga en el asesoramiento profesional a los agricultores durante todo el ciclo del cultivo, pero insiste en la importancia transcendental de los primeros pasos.

¿Qué es en lo primero que se fija cuando tiene que planificar el tipo de semilla que requiere una explotación?

Lo primero siempre es analizar las condiciones del terreno: el tempero, restos de cultivo anterior, etc. Es el punto de partida para poder establecer una buena planificación de los cultivos y así poder conseguir una buena rotación, lo que nos va a ayudar a controlar mejor las malas hierbas y a un mejor aprovechamiento de los nutrientes. 

En todo caso, imagino que dependerá también del tipo de cultivo que se vaya a sembrar, ¿verdad?

Hay consideraciones generales que afectan a cualquier cultivo, pero efectivamente después debemos tener en cuenta la época de siembra de cada cultivo para la elección más adecuada de la variedad y así poder obtener su máximo potencial. Minimizaremos de este modo los problemas de enfermedades, heladas, asurado, etc. al adaptar cada variedad a su ciclo. Por otro lado, hay que analizar muy bien el terreno para saber si se requiere más o menos rusticidad o si se va a poner para regadío. 

En cuanto a la semilla, el debate aparece cada año… ¿de verdad hace falta una semilla certificada o es más producto del marketing de las firmas comerciales?

La realidad es la que es y hay numerosos estudios y hechos que demuestran la eficacia de una semilla de calidad certificada. Nuestra experiencia nos dice que hay, al menos, cuatro ventajas importantes a tener en cuenta. En primer lugar, un porcentaje de germinación muy alto, lo que facilita una buena implantación del cultivo. Por otro lado, con menos densidad de semilla obtenemos más potencial. Además, mejoramos la sanidad y conseguimos no introducir malas hierbas en el terreno para evitar problemas futuros y con una pureza varietal garantizada. Por último, y teniendo en cuenta todo lo anterior, se obtiene una mayor producción, con incrementos de entre un 15% y 30%.

¿Qué puede encontrar el agricultor de hoy en Agro Valladolid Soaga en cuanto a semilla se refiere?

Disponemos de un catálogo muy amplio de semillas. Podemos ofrecer prácticamente todo lo que busque el agricultor, pero nuestro valor diferencial reside en dos aspectos. Por un lado, hemos seleccionado con criterios únicamente profesionales aquellas variedades que mejores resultados nos han dado en función del cultivo elegido y, por otro lado, seguimos junto al agricultor el proceso para asesorarle durante todo su ciclo. Si surgen problemas, por ejemplo, por plagas o problemas de sanidad vegetal disponemos de las soluciones de referencia en el mercado. 

Por último, ¿qué cultivo de rotación le parece más adecuado en estos momentos?

El cultivo de colza puede ser una buena alternativa en la rotación, después de un barbecho o sobre un cereal con una buena preparación del terreno.

No comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR